All posts filed under: La capital

Buenos maestros

Tome un taxi para estar con mi mamá el último domingo de mayo abordando con un señor de pelo canoso y de facción triste. Su emoción también subió al auto cuando escuchó la bachata de un tal Luis segura en el radio mientras me iba contando el costo de 5 cheles que debía pagar para que le tocarán aquel “disco” en las fiestas de su pueblo cuando tenía mi edad y un par de novias. Sus ojos se percataron de la luz verde que le dio mi rostro para que continuase la historia. Lo Escuche con el mismo sentimiento que liberó su silencio y me agradeció dándome algunos consejos de vida para la sobrevivencia en la selva surreal capitaleña. El mundo va más allá de leer a Nietzsche o estudiar la filosofía Borgeana, aveces el universo está atraves de una puertecita gastada con la que nos topamos a menudo sin ponerle mucho caso por estar pendientes a los cerrojos de puertas opulantemente ornamentadas. Me podrán faltar años para descubrir los secretos del universo, pero jamás …

Gente que nunca tiene un “Chele” y son felices

Dentro del marco de una sociedad tan consumista, existe una idea clave: el dinero. Estos billetes de diversos tamaños y colores tan necesarios por todos, nos esta llevando a crear nuevas maneras de como conseguirlo, el homos herectus se está yendo a las escuelas y universidades con único fin, conseguir dinero para gastar. A Este trajín tan tedioso se le escapa la chispa: la aventura de vivir. Por suerte no todos estamos perdidos en esta regresión al siglo xx con la industrialización europea donde la entrada de las máquinas mato la alegría empírica y creativa de la gente. aún existen personas que no tienen una religión tan ajada para el alma como esa, Personas con un grado de gentileza increíble y un infantilismo extraordinario que, aún no pareciendo tan conocedoras de los nuevos métodos para el arte de “vivir bien a costa de lo que sea” con poco son felices, ellos tienen el tiempo que a nosotros nos falta para dedicarle a nuestros seres queridos. Estas personas tan llenas de luz con una incapacidad especial …